Make your own free website on Tripod.com

Inicio

Bienvenidos

Visión / Misión

Historia

Uniformes

Cursos

Boletín

Calendario

Contáctenos

Capítulo 9

"Cuidar mi cuerpo"

"Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma"

3 Juan 2.

¿Te gustaría tener un automóvil que fuera tuyo de verdad? Bueno, llegara el momento cuando tendrás tu propio auto, ¡y Ojala sea pronto! Puedo verte encerándolo y puliéndolo bien para que luzca siempre nuevo, sin anda de polvo que empañe su brillo. ¿Y por dentro? Bueno, no tengo duda alguna de que lo mismo sucederá por dentro.

No vas a forzar el motor no la carrocería con frenadas combustibles, el mejor aceite y, cuando sientas algún ruido extraño, vas a detectarlo y a corregir inmediatamente la falla.

Los muchachos están orgullos de sus automóviles. Y tienen derecho a estarlo. A las señoritas les gusta tener vestidos nuevos. Pero, se trate de automóviles nuevos o vestidos nuevos, la atención que los jóvenes dan a sus preciosas posesiones es notoria. Y es perfectamente correcto que guardemos y queremos. ¿Qué dirías de un joven que no se preocupa por la apariencia de su nuevo automóvil, ni de su funcionamiento? Pensarías que algo no esta funcionado bien en su cabeza.

Ahora bien, si cuidas tanto del motor y de la pintura de tu auto para conservarlo en perfectas condiciones, si ni se te pasa por la cabeza ponerle, digamos, diesel en la caja de cambios, kerosén en el tanque de combustible y agua sucia de la cocina en el radiador, es natural que te preocupes también con otras cosas que son de muchos mas valor que esas, como, por ejemplo, ¿el maravilloso cuerpo que Dios te dio!

El rey David quedo tan impresionado con el mecanismo de su cuerpo, que exclamo:"te alabare; porque formidables, maravillosas son tus obras; estoy maravillado, y mi alma lo sabe muy bien" (sal 139:14).

Por mi parte, me gustaría que pensaras durante algunos momentos en las maravillas de tu cuerpo, que es un mecanismo en el cual, instintivamente, confías mucho. Si tienes 13 o 14 años de edad y un metro y medio de altura, probablemente pesas unos 45 kilos, y todo ese peso vale mas que si fuera oro puro. Pienses en ello o no, tu cuerpo es un verdadero milagro. Es la maquina mas eficiente del mundo, es un instrumento mas complejo que cualquier costoso reloj y mas sofisticado que el mas eficientes automóviles y, si no lo corres, observa a dos equipos de muchachos jugando al fútbol. ¿Viste ya, por ventura, a algún automóvil correr, parar dar vueltas, y saltar de manera semejante?

Los motores que impelen a los mas avanzados cohetes espaciales no tienen la eficiencia del cuerpo humano que bombea la sangre por todo el cuerpo durante las 24 horas del DIA con una regularidad sencillamente impresionante.

¿Y la sangre? Su estructura es maravillosa y sus funciones son extraordinarias. "La vida de la carne en la sangre esta", escribió moisés en Levítico 17:11. Con su plasma color de ámbar, su sabor salado y sus células blancas exactamente en las misma proporción que las rojas, con sus pequeñas plaquetas que son diferentes en forma a cualquier otra célula, combatiendo todas esas cosas para hacer de ellas un liquido vivo, rojo y brillante, la sangre es, realmente, una maravilla de la creación de Dios.

Sin embargo, esta sangre que corre por nuestras arterias y venas impulsada por el corazón, que es la bomba mas perfecta del mundo, esta hecha de lo que comemos.

No es posible explicar Aqui como sucede eso, pero, cuando nos sentamos a la mesa a la hora del almuerzo y comemos una deliciosa ensalada de lechuga, zanahoria y tomates bien maduros, o, cuando saboreamos un pedazo de calabaza roja asada, papas doradas al horno, o una torta de naranja con nata batida, y bebemos un vaso de la mas blanca leche, al cabo de pocas horas todo eso se transforma en la sangre roja que corre por nuestro cuerpo. Los jugos digestivos transforman este alimento en pequeñas partículas de ácidos, azucares y proteínas que, desde el estomago e intestinos, van directamente a la sangre que lleva a las diversas parte del cuerpo, dándoles la energía, la fuerza y la resistencia que necesitamos para enfrentar los embates diarios de la vida. Como sucede todo eso, es un secreto de Dios, ¡es el milagro de la vida! el hecho de que nosotros, los seres humanos estemos vivos, sanos, y activos, es una prueba de que este milagro se repite y funciona diariamente.

Volvamos, ahora, por algunos instantes a aquel auto nuevo, limpio y reluciente, y recordemos que sus fabricantes insisten siempre en que usemos el mejor combustible y el aceite lubricante correcto para que la máquina funcione satisfactoriamente. Pues bien, de la misma manera, el fabricante supremo que produjo bien sus recomendaciones para que la mantengamos en buen funcionamiento. los granos, las frutas, la nueces, los vegetales, los productos lácteos y los huevos sanos, son los mejores alimentos que podemos poner en este organismo admirable. Sin embargo, el hombre ha inventado muchos pseudo alimentos y muchas mezclas que son dañinas para nuestra cuerpo tal como el aceite de cocina puede serlo para las partes móviles del motor, el kerosén para el carburador y el agua de la lavarropas para el radiador.

Es verdad que esos productos pueden hacer que el auto funcione durante algún tiempo, pero ciertamente lo estropearan. El kerosén hará que el motor ande un poco, el agua sucia funcionará en el radiador durante algún tiempo, el aceite de cocina lubricara durante un tiempo, el aceite de cocina lubricara también un poco, pero no pasara mucho tiempo hasta que todo el auto quede estropeado. Pensemos ahora en los lamentos que nunca deberían ser puestos en nuestro cuerpo debido a los daños que causan.

  1. Bebidas alcohólicas. Sea en forma de cerveza, vino, vhisky, ginebra, vodka o cualquier otra cosa, el alcohol nunca debe ser ingerido porque contiene un narcótico depresivo, una droga formadora de habito que, al principio, solo causa un poco de daño, pero que termina destruyendo no solo el delicado tejido nervioso, sino también todos los demás. El alcohol es un ladrón que roba la personalidad de la victima, el poder del cerebro, el alimento del estomago, al salud y la felicidad del hombre, el alma de Dios. "El vino es escarnecedor, la sidra alborotadora, y cualquiera que por ellos yerra no es sabio", dice el sabio Salomón en proverbios 20:1.
  2. C. Aubrey Hearn, después de entrevistar al campeón de salto a distancia, Ralph Boston, conocido con el sobrenorme de "equipo-atlético-de-un-solo-hombre", escribió lo siguiente:

    "En las olimpiadas de Roma, ralph Boston, un estudiante de la universidad del estado de Tennessee, de 20 años, que aspira a ser farmacéutico, estableció un nuevo record olímpico con u8n salto de mas de 8 metros de distancia. Desde entonces, Ralph consiguió dos nuevos record regionales.

    "Además de ser uno de los mejores en salto de longitud, compite también en saltos de altura, en saltos de barreras altas y bajas, en saltos con pértiga y en lanzamientos de jabalina; y tiene record regional en varias de esas competencias por lo que lógicamente lo conocen como el equipo-atlético-de-un-hombre.

    "Creyente durante toda su vida en al abstinencia del alcohol y el tabaco, dice que su aversión a esas condescendencias le viene desde los tiempos de la infancia, en el hogar. Cree que esos dos vicios son nocivos para la salud y para la excelencia atlética. "Además, son muy caros. ¡Por que comenzar entonces a probarlos?’" –pregunta Ralph.

    "Un cuerpo sano, una mente activa, una sana ambición por el éxito, una vida limpia, un cuerpo disciplinado a elevados ideales son las cosas que caracterizan a Ralph Boston, el campeón olímpico de salto a distancia".

  3. El tabaco en cualquier en cualquier forma, sea en cigarrillos, cigarros , pipas, rapé, o tabaco de mascar.
  4. Las delicias células pulmonares de los fumadores quedan inundadas de veneno. ¡Que joven de color sonrosado y sano quiere que su respiración sea fatigosa, quiere crecer poco o acortar su vida, entregándose a un vicio que hará de le un pigmeo de cuerpo, de mente y de alma?

    ¡El tabaco es un excelentemente veneno para las ratas y los insectos!

    Una vez, al comenzar el año escolar, una compañía de cigarrillos envió algunas cajetillas a los estudiantes de un colegio secundario, con la siguiente nota:

    "Estamos enviándote una cajetilla de nuestros mejores cigarrillos, y esperamos que te gusten y quieres mas".

    Uno de los jóvenes respondió de la siguiente manera: "recibí la cajetilla de cigarrillos que me mandaron y me gustaron mucho. Los deje en remojo en un litro de agua y pulverice luego con ella mis rosales. Todos los insectos murieron. No hay duda de que sus cigarrillos son un excelente veneno. Cuando las plantas aparezcan de nuevo, voy a pedirles más".

  5. Cocaína, marihuana y otros narcóticos. Estas son otras drogas muy peligrosas que, como el alcohol y el tabaco, combaten contra el cuerpo y el alma. Son agentes de Satanás para estropear el funcionamiento de la delicada maquina humana . Peor que el tabaco y el alcohol, al heroína y sus derivados son un señor tan implacable que domina el sistema nervioso del adicto y, en poco tiempo, hace de el una victima tan indefensa que casi no puede escapar más.
  6. La marihuana, aunque no es tan formadora de habito como las otras drogas, incendia la mente y bajo su influencia estimulante, las personas son inducidas literalmente a cometer crímenes , asesinatos, robos y adulterio.

  7. Te negro, café, y bebidas con cola. Los que habitualmente utilizan estas bebidas no aceptan que se las clasifiquen como drogas, pero la cafeína y otras drogas formadoras de habito que estas bebidas contienen, producen un efecto cruel sobre el sistema nervioso. Pídele al adicto al café o al te negro que deje de tomarlo, y observa la lucha de días y noches que tendrá que enfrentar para librarse del habito. Solo así reconocerá que era un esclavo de esos estimulantes. Es muy difícil terminar con cualquiera de esos hábitos. Los bebedores de cola, te negro y café están poniendo los cimientos para una verdadera adicción a las drogas. Cada botella tiene solo un apequeña cantidad de cafeína, pero bebiendo varias, como hacen algunos jóvenes, las cantidades ingeridas terminan siendo peligrosas para la salud.
  8. Alimentos inmundos. La carne de cerdo en todas sus formas, sea jamón, lengua, o cualquier otra cosa hecha de la carcaza muerta de ese animal inmundo son alimentos condenados por la Biblia. La carne de puerco no debe comerse. Los cangrejos, camarones, otras y langostas, son portadores de infecciones. Lee en levítico 11 y Deuteronomio 14 la prohibición bíblica de esos alimentos.

Repito y vuelvo a repetir. Las frutas frescas y los vegetales frescos o cocidos, los derivados pasteurizados de la leche, los huevos bien cocidos y los granos integrales son los mejores alimentos para el hombre.

El suicidio pueden realizarse de manera rápida apretando el gatillo de un revolver

o tirándose desde el techo de un edificio o de un puente, o de manera mas lenta por medio de un plan preestablecido como el habito de fumar o de beber alcohol, y el uso de comidas intemperantes. Cada uno de esos casos es una violación del sexto mandamiento que dice: "no mataras". El uso de drogas y alimentos impuros termina siendo un suicidio.

Según las estadísticas con que estamos, miles de personas mueren cada año de cáncer del pulmón y su porcentaje esta aumentando d manera alarmante día a día. ¿Cuál es la causa? La mayoria delas victimas de ese tipo de cáncer son fumadores, y raramente muere de ese mal un apersona que no fuma.

La mayoria de los adictos al tabaco, el alcohol y los narcóticos son generalmente perezosos y no tienen interés en nada. ¡Que precio terrible pagan por lo que una vez le pareció un desafió! pregúntale a esos adictos que ganaron con eso en la vida. Algunos te responderán: "¡nada!" todos caminan sin darse cuenta hacia una muerte prematura. Llevan una existencia miserable.

No toques nunca, ni un cigarrillo, ni un vaso de licor o cerveza. No uses tampoco bebidas que contengan cola. No tengas nada que ver con el te negro o el café. Si alguien te ofrece un cigarrillo o cualquiera de esas bebidas, no lo aceptes. Ten cuidado con las cajas sospechosas de chicas de chicles, barra de chocolate y otras cosas inocentes en la apariencia. Un "vendedor" de drogas puede estar queriendo hacer de ti su próxima victima.

Un solo paso en falsa en dirección del mal puede transformar a un joven en una nueva victima infeliz e indefensa para toda la vida. ¿Quieres llegar hacer una de esas victimas, esclavo de un vicio tan difícil de dejar? solo la intervención especial de Dios podrá librarte de los hábitos que cortan la vida por la mitad.

"¡O ignoráis", escribió San Pablo, "que vuestro cuerpo es templo del espíritu Santo, el cual esta en vosotros? porque habéis sido comprados por precio;, glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios" (1 cor. 6:19,20). Y el mismo apóstol también dice: "Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a el;, porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santos es" (1 cor. 3:16,17).

El cristiano tiene el deber de perseverar no solamente la salud del alma, como muchos piensan, sino también la del cuerpo. "La religión y las leyes de la salud van a la par", escribió Elena G. de White en mensajes para los jóvenes, paginas 242. Y añade: "La salud es un gran tesoro. Es el bien mas precioso que puedan tener los mortales. La riqueza, los honores y el saber se compran a precio muy alto, si es la perdida del vigor y de la salud. Ninguna de estas cosas puede asegurar la felicidad, si falta la salud" (Ibíd., p. 238).

En una época en la que el cuidado de la salud y la educación física son tan populares, los jóvenes adventistas del séptimo día deben ser centinelas y cuidar estos dones precioso. Si observas, veras que el mundo de nuestros días reconoce el valor del buena salud, actitud que nosotros, como iglesia, hemos sustentado desde hace mucho años. El tener buena salud esta de moda hoy, y los comerciantes la están explotando en su beneficio. Los supermercados, los shopping center, las casas que se dedican a la venta por correo, todos están vendidos vitaminas, literalmente por toneladas. Los alimentos con hormonas y proteínas, los aparatos para masajes electrónicos, las lámparas con rayos solares, y miles de otros artículos hechos para cuidar de la salud, se venden por todas partes, y los anunciantes dicen: "Ayude a su propia salud". Aunque el motivo principal de esos fabricantes es conseguir mayores ganancias, algunos de sus productos contribuyen, de hecho, a mejorar la salud y son muchos los que logran tener una buena salud y un cuerpo físico atrayente.

Si eres un menor de salud normal, no necesitas preocuparte con esas cosas. Una vida activa al aire libre hará mas por ti que cualquiera otra cosa en este mundo. La vida al aire libre, al fe en Dios, una dieta balanceada, el agua pura, el sol en abundancia y los pensamientos correctos, son todos excelentes constructores de una buena salud.

Si vives en el campo, rodeado de árboles y colinas ondulantes o de extensas llanuras, eres entonces un rey o una reina. El trabajo duro del campo es una bendición para todos. He aquí algunas sugerencias practicas:

  1. Toma todo el sol que puedas
  2. Llena los pulmones con profundas inspiraciones de aire fresco y puro que Dios da gratuitamente.
  3. como tres buenas comidas por día y no andes pellizcando golosinas entre comidas.
  4. Cuidado con los postres recargados de crema, los pasteles, las papas fritas y las bebidas gaseosas.
  5. Huye de los panchos, las hamburguesas y los alimentos condimentados.
  6. Bebe leche fresca en abundancia y come bastantes frutas y verduras.
  7. Sonríe y ora para espantar las tristeza. Alégrate al estilo cristiano. Dios se complace cuando sonríes. Las mejillas rosadas y llenas de vida de un menor feliz, deleitan el corazón de nuestro Padre celestial.

El uso correcto de la mente es la regla más importante para el cuidado. Es, efectivamente, una salvaguardia, no sólo contra los ardides de Satanás, sino también contra la enfermedad. Si piensas correctamente, es casi seguir que vas, también, a sentirte en buenas condiciones. Como ya sabes, los sentimientos afectan la salud. La relación entre el cuerpo, la mente y los sentimientos es muy real. Si unos de ellos sufre, todos los otros sufren también. Voy a ilustrar este asunto.

Cierta vez llevaron al hospital de la misión, en una isla tropical, a un nativo que sufría de ulcera intestinal sangrante. Era el tipo de persona que se preocupa con todo. El médico le habló de Jesús y lo invitó a Dios, y a darle la seguridad de que sería perdonado. El paciente aceptó al salvador y comenzó a sentirse muy feliz. Entonces un día mientras descansaba tranquilamente en la cama del hospital, entró por la ventana abierta una mariposa negra que voló un poco y se posó a los pies de su cama. El hombre se asustó, se levanto y ahuyentó al insecto. El miedo lo dominaba. Le habían enseñado desde su niñez que esa mariposa era de mal agüero y presagiaba desastres y muerte. El pánico se apoderó de él y la mente, asustada, actuó sobre el cuerpo y provocó un nuevo sangramiento de la úlcera, tan intenso que lo condujo a una desdichada muerte prematura.

Naturalmente, eso no significa que vayas a morir si tienes miedo de algunas cosas. Todos nosotros tenemos temores y algunos son normales y benéficos, como, por ejemplo, los que sentimos al atravesar una calle y mirar para todos lados a fin de asegurarnos que no viene ningún vehículo. No debemos, sin embargo, tener miedo de las llamadas cosas "sobrenaturales" y, si eso te sucede, lo mejor es que converses con el pastor de tu iglesia o con un consejero de los jóvenes, para que tales temores de Dios, ábreles tu corazón. No quedes con esos temores y sentimientos "embotellados" dentro de del alma. Conserva acerca de ello con un adulto que tenga experiencia.

Al orar, cuéntale todos tus temores a Jesús, y el amor de Jesús y el conocimiento de la vida de él ahuyentarán tus temores. "El miedo produce tormento", dice la Biblia. Pero el amor vence al temor. Lee cuidadosamente 1 Juan 4:18, y practícalo.

Es bueno que en ese momento advirtamos a nuestro jóvenes y señoritas contra las publicaciones sórdidas que inundan los quioscos de revistas, los supermercados y hasta las oficinas de correos. Las figuras chocantes de sexo y crimen que aparecen en esas publicaciones atraen las mentes curiosas y hacen que se enfrasquen en ese material asqueroso "solamente para ver cómo es, y ver hasta dónde van sus autores en la descripción de la vulgaridad".

Hay hombres y mujeres inconscientes que producen esas historias, novelas, y fotografías porque hay mucho dinero en ese negocio. No es necesario decir que tales publicaciones envenenan la mente, y que es imposible ser puro de pensamiento si condescenmos con la lectura. Muchos jóvenes pueden señalar el comienzo de su caída y de su entrada en al vida de la impureza y el pecado, cuando comenzaron muy temprano en su vida leyendo revistas de historietas y pasaron luego a leer esas novelas sucias que son destruidas por millones en todo el mundo.

No mires, nunca, ni guardes algún libro, revista o grabado del cual te avergonzarías si tu padre o madre te vieran con ellos y supieran que los tienes. Siempre que sea posible, usa la influencia que tengas sobre tus amigos para denunciar tal lectura.

Los pensamientos malos son una de las señales de los últimos días, porque Jesús dijo que, como fue en los días de Noé, así será también en los días de su venida. En Génesis 6:5 se nos dice por qué destruyó Dios la tierra por el diluvio: "Y vio Dios que la maldad de los hombres era mucha en la tierra y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente al mal". Es imposible tener una mente sana y un corazón puro si leemos esas despreciables publicaciones modernas que despiertan en nosotros pensamientos pecaminosos.

Hay otro estado de la muerte que necesitamos comprender, es lo que llamamos sentimientos de culpa. Es natural que te sientas culpable cuando haces algo equivocado, pero ese sentimiento de culpa no es tu enemigo, sino un buen amigo. Cuando lo tengas confiesa tu pecado a Jesús, al amoroso Salvador, arregla tu vida, deja tu culpa con él y siéntete feliz nuevamente. El Maestro desea que tengas el corazón en paz. Cargar el fardo de la culpa es un pecado tan grandes como el propio pecado cometido. Si continúas con los sentimientos de culpa, y si la mente dándole la impresión de que estás perdido, conversa particularmente con tu papá, con mamá o con el pastor de tu iglesia, corrige lo que tengas que corregir y después aflójate, recordando que Jesús derramó su sangre para lavar nuestras culpas. Olvida el asunto y vuelve a sentirte feliz.

Evita cualquier cosa que pueda conducirte a un sentimiento de culpa. Los chismes y las conversaciones despiadadas hieren la conciencia. Repetir chismes y conversaciones desagradables que la gente anda diciendo de los demás termina dejándote con sentimientos de culpa.

La impureza es el mayor sentimiento de culpa en la tierra. "Bienaventurado los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios", dijo Jesús en Mateo 5:8. Cuando dices "cuidar mi cuerpo", es lo mismo que decir, "me conservaré puro" El hábito de la masturbación y de los pensamientos de lujuria deprime la mente y fatiga el cuerpo. Y lo que se cosecha es el sentimiento de culpa.

En general, los jóvenes y niñas no se impresionan con la preocupación, pero algunos se preocupan tanto como cualquier persona de más edad. Es cierto que debemos preocuparnos por el mal que practicamos, pero después de confesarlo a Dios, después de corregirlo y expulsarlo de nuestro corazón, ya que no debemos preocupar más por él. Lee Filipenses 4: 6-8.El sentimiento de la presencia de Jesús y la sensación de su amor y amistad son los mejores promotores de la buena salud. Elena G. de White escribió lo siguiente al respecto:

"La vida de Dios en el alma es la única esperanza del hombre" "El amor que Cristo infunde en todo nuestro ser es un poder vivificante. Da salud a cada una da las partes vitales: el cerebro, el corazón y los nervios. Por su medio las energías mas potentes de nuestro ser despiertan y entran en actividad. Libra al alma de culpa y tristeza, de la ansiedad y congoja que agotan las fuerzas de la vida. Con él vienen la serenidad y la calma. Implanta en el alma un gozo que nada en la tierra puede destruir: el gozo que hay en el Espíritu Santo, un gozo que da salud y vida.

"Las palabras de nuestro salvador: "Venid a mí... que yo os haré descansar (Mat. 11:28), son una receta para curar las enfermedades físicas, mentales y espirituales. A pesar de que por su mal proceder los hombres han traído el dolor sobre si mismos, Cristo se compadece de ellos. En él pueden encontrar ayuda. Hará cosas grandes en beneficio de quienes en él confíen"( El ministerio de curación, pp. 78,79)