Make your own free website on Tripod.com

Inicio

Bienvenidos

Visión / Misión

Historia

Uniformes

Cursos

Boletín

Calendario

Contáctenos

 

El Agua

El agua es muy importante pues sabemos que podemos aguantar hasta tres semanas sin comer, en casos de extrema necesidad. Pero el máximo de tiempo sin beber para un ser humano es de 9 ó 10 días en unas condiciones de humedad, esfuerzo, etc. apropiadas; pues de lo contrario moriríamos deshidratados. Para que te hagas una idea del agua que necesitamos los seres humanos, te diré que nuestro cuerpo se compone en un 75% de agua.

 

Las principales funciones del agua son la regulación de la temperatura corporal, la eliminación de los desechos (a través de los riñones). Se piensa que una persona pierde al día una media de 3 litros de agua, la mayor parte se pierde en la respiración (especialmente cuando se respira por la boca); aunque existen otras acciones que influyen directamente en que nuestro cuerpo pierda ese preciado elemento, por ejemplo: fumar, la exposición al sol, la digestión, el consumo de bebidas alcohólicas y el simple habla...

Para que nos sirve el agua

Cuerpo y Agua

Como sabemos, el agua es imprescindible para nuestro cuerpo, pues la empleamos para lavarnos y mantener una higiene necesaria en todo momento. Si por ejemplo olvidamos lavarnos bien las manos antes de comer, estaremos corriendo un grave peligro de salud, pues podemos introducir en nuestro cuerpo todo tipo de parásitos que estuvieran antes en los lugares que hemos tocado (animales, maderas...).

Esta higiene es especialmente importante para los que manipulen alimentos y otras cosas que otros comerán o beberán.

Para mantener una higiene adecuada no basta con lavarse con agua, es necesario ayudarse del jabón. El jabón es recomendable que sea de glicerina, pues resulta menos abrasivo para la Naturaleza y como conquistadores debemos cuidarla para que dure más tiempo. Respecto al jabón debemos tener en cuenta otra cosa y es que no debemos utilizarlo directamente con el agua del río. Para lavarnos debemos coger el agua del río en otro recipiente (palangana, caldero, etc.) y lavarnos alejados del río; cuando terminemos de lavarnos, si tenemos que tirar el agua con jabón debemos procurar que caiga lejos del curso del río, para que el agua no se contamine, a demás resulta muy desagradable ver un río con jabón, ¿verdad?

Agua para beber

Sin duda podemos decir que es la función más común del agua, el agua es el mejor elemento para aplacar la sed. Existen otras bebidas que prometen quitarnos la sed y refrescarnos pero el más efectivo es sin duda el agua. Es importante que sepamos que el agua que bebemos debe tener unas características; no debemos beber cualquier agua que tengamos cerca. Cuando salgamos de acampada o marcha y veamos una fuente debemos buscar un símbolo que nos indique que es agua potable, si no lo vemos debemos desconfiar y no debemos beber el agua, o al menos deberemos potabilizarla antes de consumirla (más adelante te explicaré modos de potabilizar el agua). A demás de que el agua sea sana, debemos evitar que el agua esté excesivamente fría pues puede provocarnos males mayores en el organismo.

El Agua y los Alimentos

Es imprescindible que lavemos los alimentos antes de comerlos. Especialmente con los alimentos que se comen sin cocinar como la fruta, es necesario lavarlos bien con agua e incluso es recomendable que los pelemos, pues estos alimentos suelen haber estado expuestos a insecticidas, abonos químicos, etc.

Como conseguir el Agua

Algunos inventos sencillos

Existen algunas técnicas o métodos naturales para conseguir agua (potable). Un método consiste en encerrar una pequeña rama con hojas verdes en una bolsa de plástico, al estar expuesto al sol, se condensarán unas gotitas de agua, el inconveniente es que este sistema produce una cantidad muy reducida de agua.



También podemos conseguir agua de la tierra por extraño que parezca. El propio suelo tiene humedad que podemos aprovechar para beber. Necesitamos un agujero en el suelo (cuanto más profundo mejor, pero no te pases), un plástico (su tamaño dependerá del agujero), piedras, un recipiente (para recoger de forma cómoda el agua) y un tubo (si queremos vaciar el recipiente sin desmontar el artefacto).

Lo primero es hacer un agujero en el suelo, conviene que sea profundo, pero tampoco se trata de hacer una perforación en busca de aguas subterráneas, para elegir el tamaño del agujero deberás tener en cuente el tamaño del plástico, cundo tengas el agujero, introduces el recipiente en el fondo y el tubo que vaya desde el fondo del recipiente hasta el exterior del agujero, una vez hecho esto taparemos el agujero con el plástico de forma que quede caído hacia el agujero, para esto podemos poner unas piedras como en el dibujo; es importante que el agujero quede bien cerrado por el plástico. El agua se condensa básicamente por la diferencia de temperatura, por lo tanto conviene que en el interior del agujero haya más calor que en el exterior, por eso será más efectivo el invento desde las diez de la noche (22:00) hasta las ocho de la mañana (08:00).

Este sistema no es una fuente de agua por lo que resulta difícil conseguir una cantidad mayor de un litro en 24 horas, esto dependerá del tipo de suelo y de las temperaturas.

¿Donde encontrar el agua?

El agua se puede encontrar de forma visible en ríos, lagos, manantiales, pozos, etc. Si estamos buscando agua debemos tener en cuenta algunos consejos prácticos:

¿Cómo filtrar y potabilizar el Agua?

Es importante que sepamos que no todas las aguas son iguales. Hay aguas que pueden resultar incluso mortales para el ser humano, esto se debe a que hay aguas potables y no potables, como si dijéramos apta o no para el consumo humano. Debemos ser precavidos y como dice un refrán que me viene a la cabeza "más vale prevenir que curar"; por lo que ante cualquier duda, seremos precavidos de potabilizar el líquido tan preciado.
El consumo de agua no potable, puede provocar disentería, cólera, tifus, el ataque de duelas y sanguijuelas y un largo etcétera.

Sistemas Químicos

Existen compuestos ya preparados a la venta en el mercado, pueden ser pastillas, polvos o líquidos. También podemos potabilizar el agua con lejía, con yodo, con cloro (10 gotas por litro de agua), con iones de plata, etc. Estos compuestos deben aplicarse en cantidades exactas y respetando un reposo necesario, por lo que son sistemas muy complicados que no me atrevo a especificar cantidades o tiempos exactos, esto es conveniente que lo hagan personas mayores y que conozcan bien los datos necesarios.
Es conveniente llevar siempre en nuestra mochila o en nuestro kit de supervivencia, unas pastillas potabilizadoras, pues son un sistema rápido, fiable, y lo más importante, fácil de aplicar, pues suele poner instrucciones claras en el envase (no olvides mirar la fecha de caducidad).

Sistemas Manuales

Existen distintos sistemas de filtrado manuales, aún así nosotros aconsejamos siempre apoyar estos sistemas con los anteriores, por mayor seguridad.
Lo primero es herbir el agua, al herbir el agua por unos minutos mueren todas las bacterias, obviamente el agua no debe estar turbia.
Existe un sistema casero, necesitamos un pañuelo de tela, un bote agujereado, arena y/o carbón vegetal. Consiste en hacer pasar el agua primero por el pañuelo y después por el bote con arena y/o carbón. Este es un sistema sencillo pero debes reforzarlo con los sistemas de purificación química.
También puedes encontrar otros tipos de filtros en el mercado pero no olvides que un filtro en realidad limpia el agua de forma incompleta es necesario emplear los sistemas artificiales del apartado anterior.

Otras cosas a tener en cuenta

En muchas ocasiones el agua es un bien escaso, que debemos conservar y proteger. Hay gente que es capaz de ignorar la sed durante varias horas y otros necesitan beber cada poco tiempo. Aún así, nosotros debemos ser dueños de nuestro propio cuerpo, debemos intentar consumir el agua necesaria, especialmente cuando escasea o cuando sea probable que no llenemos las cantimploras en varias horas.
Es muy importante racionar el consumo de agua, especialmente cuando escasea (o pueda escasear) y cuando se va en grupos numerosos.
Cuando necesitemos beber agua y hayamos realizado algún esfuerzo (marchas, muchas horas sin beber; etc.), debemos tener mucho cuidado y beber con pequeños sorbos (lo ideal es empezar solo mojando los labios) y evitar que el agua esté muy fría (sabemos que da mucho gusto un trago de agua casi congelada, pero es muy perjudicial).
Si tenemos problemas con las existencias de agua hay algunas cosas que nos pueden ayudar. Debemos evitar fumar, el consumo de bebidas alcohólicas, respirar por la boca (debemos respirar por la nariz), también es mucho mejor caminar o esperar en la sombra, debemos evitar comer (pues la digestión requiere agua).